Boletus Total

“Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe”

Posts Tagged ‘Riazor

¡Entregad las armas!

with one comment

 

Riazor, el fuerte del Deportivo de La Coruña.

  

El sitio de Troya es quizás el relato más antiguo y conocido acerca de una ciudad rodeada. Pero es una leyenda. Sus muros fueron construidos por los dioses Poseidón y Apolo, y eran tan  ricos y orgullosos como les permitía su rey, padre de 50 hijos. No les faltaban motivos para sentirse fuertes e invencibles, tanto es así que el sitio de las tropas griegas duró 10 años. Pero el ingenio de sus enemigos, representado en un enorme caballo hueco en donde se escondieron las tropas que tomaron la ciudad, logró confundir a los troyanos que vieron en el equino un bonito presente. Y Troya capituló.

En el mundo de lo real, el sitio más famoso es el de Constantinopla, sede del Imperio Bizantino, territorio en el cual convergen diversas culturas y que a lo largo de los siglos ha sido la bisagra entre oriente y occidente. Víctima de numerosos sitios, el más famoso fue el que se dio entre los años 717 y 718. La importancia de la resistencia de León XIII hacia los árabes, se debió a que en ese momento Europa estaba gestando un impero universal como fue el de los Francos, aunque finalmente Constantinopla cayó en manos de los turcos en el año 1204.

Pero el más sangriento de toda la historia es el sitio de Leningrado, hoy San Petesburgo. Casi 3 años y sus respectivos inviernos se encargaron de hacer estragos entre la población, víctima de epidemias y hambrunas, “obligando” a parte de los habitantes a cometer actos de canibalismo. Semejante situación se dio cuando el ejército de Hitler fue incapaz de doblegar a los rusos, y ante la inutilidad de la plaza, ordenó bloquearla para diezmar las tropas. Leningrado más que caer, se deshizo.

Por suerte este tipo de acontecimientos se suceden con menor frecuencia cada día, y la terquedad de quienes defienden lo suyo hoy suele tomar rumbos insondables. Uno de ellos está relacionado con el deporte, esa representación de las guerras y los conflictos casi perfecta, y más particularmente con el fútbol, hoguera de pasiones y territorio para la sinrazón.

Cuenta la historia acerca de varias generaciones de futbolistas gallegos, que se negaban a dar el brazo a torcer defendiendo su lugar, su feudo, y transformaron a todo un estadio y su afición en inexpugnables. Es normal que en Galicia, donde en 1809 los franceses dejaron a sus mejores soldados en la batalla del “Ponte Sampaio”, hoy, un grupo de madrileños reciba el destrato con forma de balón de futbol. La diferencia es que los francos jamás volvieron, y los madridistas, que llevan 17 años sin ganar, finalmente coparán la plaza. Pero eso lo saben todos y pertenece a otro relato. Por lo pronto, que Viva el Riazor!

 

Written by Gustavo Galatto

1 septiembre, 2008 at 10:43 PM

Publicado en Actualidad, Deportes

Tagged with , , ,

A %d blogueros les gusta esto: