Boletus Total

“Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe”

El “vino sin alcohol”, no existe.

with one comment


Es como la “inteligencia militar”, los “placeres espantosos” o “un silencio atronador”, una combinación de dos expresiones de significado opuesto en una misma frase. Esto se llama oxímoron y es un recurso poético en el mejor de los casos, porque para que algo pueda ser llamado vino tiene que tener dignidad, y al menos un 9 % de alcohol, y este brebaje del demonio solo tiene el 0,5%.

Abstemios, religiosos y vegetarianos se lanzarán sobre estas conclusiones con la avidez con que lo harían sobre un caldito de verduras, pero por el momento saben que la batalla está perdida, porque los mismos fabricantes lo dejan claro desde las etiquetas anunciando que lucran con una “bebida a base de vino desalcoholizado”, un producto hecho a medida de semejantes colectivos…

Lo que tienen es confianza en el futuro, porque en la guerra del marketing es evidente que triunfarán de la mano de la jurisprudencia que han sentado en el caso de la “cerveza sin alcohol”, otro oxímoron, pero que luego de una disputa en los tribunales está permitido llamarla así, aunque no sea cerveza.

Lo cierto es que el “Natureo” de Bodegas Torres viene en una preciosa botella alsaciana, tiene corcho original, esta etiquetado al estilo de la bodega y servido en una copa parece vino. Pero a lo que sabe es a mosto, a jugo de uva, al más exquisito jugo de uva que jamás haya probado en mi vida. Entonces si es tan bueno como jugo ¿por qué insisten en venderlo como vino?

Para ser estrictos no es ni una cosa ni la otra, el mosto es un jugo de uva no fermentado y la materia prima de este nuevo producto es vino (jugo de uva fermentado) que luego de algunos procesos en donde le quitan los aromas y el alcohol, le reinstalan los aromas, le gritan “levántate y anda” y consiguen un hiperjugo, que bien embotellado, cuesta cuatro veces más que un mosto de toda la vida.

Todo forma parte de una gran ilusión óptica generada para que “cierto tipo de consumidores” en el momento de acercarse a la barra o llegue el mozo a atenderlos, tengan la sensación de estar pidiendo un vino, ya que la botella y la copa visten nuestra mesa y nuestro entorno. Porque no es lo mismo estar acodado en la barra con una copa de vino, que con un agua mineral natural por mucho manantial que tenga.

Lo bueno sería que esta gente pueda seguir tomando vino del de siempre, cerveza como dios manda y porque no también la leche entera, pero todo en su justa medida y acompañado de ejercicio, porque si no aparecen estos esperpentos descafeinados que nunca pasan de “wannabe”, y no se dan cuenta que lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible.

Links

Herejía o necesidad

Como elegir un vino sin alcohol

Venta online de bebidas sin alcohol

Bebidas sin

Paladar sin alcohol

Anuncios

Written by Gustavo Galatto

25 marzo, 2010 a 12:51 PM

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. nooooo por favor

    cesar galatto

    25 marzo, 2010 at 1:23 PM


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: