Boletus Total

“Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe”

Oceanario de Lisboa

with 3 comments


Foto de Mauricio F. Pinho en Panoramio

Para alguien que creció fascinado viendo a Jacques Cousteau en la tele surcando los océanos del mundo y sumergiéndose en las profundidades del mar, entrar al oceanario de Lisboa es como llegar a la “tierra prometida”. Para quienes no conocen al viejo de Jacques, fue uno de los mejores divulgadores científicos del siglo pasado y fuente de inspiración para toda una generación de pequeños curiosos.

Su triunfo quizás se deba a que por aquellos años los acuarios no eran convincentes en la recreación del mar y la tele era el acceso principal al mundo submarino, pero en algún momento las peceras comenzaron a crecer en forma desmedida hasta las dimensiones de hoy en día, en las cuales el nombre les queda ridículo o al menos insuficiente.

El oceanario de Lisboa tiene un tanque central que representa el océano global y contiene 5000 m3 de agua salada a una temperatura aproximada de 21 º C. En el habitan más de ocho mil animales y plantas de quinientas especies diferentes que requieren para su alimentación más de 150 kilos de comida semanal.

Fotos de Carlos Gonzalez y Chausinho en Flickr

A pesar de contar con varios tiburones la estrella del lugar es el pez Luna, que pertenece a una especie gigante con una media de 1.000 kg de peso y algunos ejemplares alcanzan más de 3 m de longitud. Habita en aguas tropicales y templadas a lo largo de todo el planeta y tiene el cuerpo aplastado lateralmente, por lo que cuando extiende sus aletas dorsales y ventrales, es tan largo como alto. Puede que sea feo, pero su cara no se olvida fácilmente ya que es muy curiosa.

Solo por buscarle un déficit, se echa de menos un túnel submarino al estilo del Aquarium Barcelona o el Faunia de Madrid, en donde sentirse rodeado e inmerso en las aguas del estanque, pero a diferencia de otros lugares, aquí no hay shows de orcas, ni de focas y la visita transcurre en la contemplación del imponente tanque a través de sus paredes de acrílico de 27 cm de espesor.

Pero si bien los números abruman y una visita confirma las expectativas que genera, es necesario destacar la labor educativa que cumple de cara a la sociedad con un programa de actividades nutrido y enfocado especialmente en los colegios, que es donde podrá captar nuevos entusiastas como lo hacia el viejo Cousteau en su nave el “Calipso”, pero esta vez sin pantalla de por medio, cara a cara en su “casi” hábitat natural.

Pez Luna

Links

Sitio oficial del Oceanario de Lisboa

Fotos de Mauricio F. Pinho en Panoramio

Fotos de chausinho en Flickr

Fotos de Carlos Gonzalez en Flickr

Anuncios

Written by Gustavo Galatto

9 marzo, 2010 a 5:42 PM

Publicado en Turismo

Tagged with , , ,

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. muy hermoso

    cesar galatto

    10 marzo, 2010 at 2:48 AM

  2. muy hermosa fotografia

    cesar galatto

    10 marzo, 2010 at 2:51 AM

  3. En el sitio del autor de la foto hay otra que tambien esta buena, la verdad es que pesco el momento que yo queria contar.

    Gustavo Galatto

    10 marzo, 2010 at 8:05 AM


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: