Boletus Total

“Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe”

Tranvías y elevadores de Lisboa, un viaje al pasado

leave a comment »


Sé Catedral de Lisboa

Son lentos, viejos y pesados. Crujen en cada curva por su estructura de madera y las ruedas rechinan en cada frenada. Comparándolos con los nuevos carros o autobuses son incómodos y además tienen poca capacidad, pero para todo aquel que no los sufra por vivir en Lisboa, es la única manera de transportarse a otro tiempo en menos de lo que canta un gallo, embeberse en esa magia que tienen las cosas de antaño, y volver a la realidad en la próxima parada.

La Companhia de Carris de Ferro de Lisboa (Carris) es la empresa de transporte público de pasajeros de la ciudad, y las estrellas indiscutibles de su red son los tranvías y elevadores, que constantemente  son fotografiados por infinidad de turistas en busca de la toma perfecta, que capte la esencia melancólica de esta ciudad colgada del tiempo.

Si bien hay 5 líneas de tranvías las más interesantes son la 28 y la 12, ya que nos pasean por la mayoría de los sitios turísticos que hay en el centro de Lisboa por tan solo 1,40 €, con el plus de aventurarse por todo tipo de callejuelas empinadas y barrios populares, que suelen ser el atractivo principal de la ciudad.

Arriba van…

Pero lo realmente innovador para quien vaya del llano es el sistema de funiculares o elevadores que tienen los lisboetas, y que en un primer análisis lucen pintorescos pero poco útiles, algo que luego de un día andando por la ciudad y ante una cuesta empinadísima de 400 metros, los transforma en la salvación con forma de tranvía.

Funicular "Da Gloria" y elevador de "Santa Justa"

En Lisboa hay tres funiculares en uso: “do Lavra”, “da Gloria” y “da Bica” y todos ellos fueron inaugurados alrededor de 1890. Están diseñados por el ingeniero Raoul Mesnier de Ponsard, que fue un alumno aventajado de Gustave Eiffel, del cual tomó influencias que plasmó en el único elevador de Lisboa, el de “Santa Justa”.

A pesar de estar rodeado de edificaciones se aprecia claramente la inspiración que viene de la Torre Eiffel, su estructura de hierro le da un aspecto contundente y a pesar de esto se aprecia el fino trabajo de ornamentación que es distinto en cada uno de los niveles. Tiene 45 metros y en su interior hay 2 ascensores que recorren el camino de subida y bajada por “tan solo” 2,50 €.

Pero a no asustarse, el inusual precio por 10 segundos de ascensor no tiene que ver con el transporte desde el barrio de Baixa Pombalina hasta el Chiado, y se justifica en el traslado hacia la época dorada de nuestros abuelos, un tiempo idealizado en donde se encuentran nuestras raíces, que es exactamente lo que ofrece Lisboa a todos sus visitantes, por una módica suma.

Dos secuencias de tranvias en la Sé Catedral

Links

Wiki de tranvias

 

Anuncios

Written by Gustavo Galatto

5 marzo, 2010 a 8:50 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: