Boletus Total

“Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe”

Instrucciones para lograr un buen tiempo


Solo pudo prometer sangre, sudor y lagrimas

Solo puedo prometer sangre, sudor y lagrimas

El clima es perfecto pero te empecinas en que afuera hay 10 grados bajo cero y además se congregaron tus peores pesadillas y la mama de tu mujer. O a lo mejor solo te duelen las piernas por estar entrenando duro, o piensas que una caña con los amigos o una copa con esa niña puede ser justo ahora. En la tele dan unas pelis tremendas y por fin tienes tiempo para jugar a la Play 3 hasta que el pulgar te quede meñique. Las zapatillas te aprietan, las medias te dan calor y has perdido la dignidad, sin culpa.

Lo peor es la certeza de que si sales a correr al regreso tu autoestima se alzara victoriosa y obviamente habrá sido un acierto salir a pesar de esos primeros 20 minutos. Aun así no puedes mover un pie y otra vez terminas echado con el gato en el sillón viendo la vida pasar, mientras los ratones se acicalan a gustico delante de tus narices. Para estos momentos tengo una solución, o al menos una sugerencia, no me discrimine de entrada y léame otro párrafo.

Siéntase ingles por un rato. Yo sé que es difícil pero inténtelo. Piense en el cocinero James Oliver o en los Beatles pero nunca en la Reina Madre o Margaret Thatcher. Ahora sitúese en la época de la segunda guerra mundial en la ciudad de Londres, particularmente el 4 de junio de 1940. Todavía no habían llegado pero imagínese bombardeos alemanes, sirenas, destrucción y fantasee con un hijo intentando desembarcar en Normandía bajo una lluvia de balas enemigas.

Acto seguido lo poseerá un sentimiento de odio tan grande que detectaría una ración de salchichas con chucrut a medio kilometro y la eliminaría con una simple mirada. Las bombas siguen cayendo y Ud. se encuentra solo y perdido, su familia corre peligro de muerte y nadie puede ayudarlo. Da un manotazo al aire buscando una mano amiga y solo arremolina el polvo denso que flota en el aire.

Y de pronto solo escucha una voz, firme y decidida, que lo invita a resistir y le da un motivo por el cual luchar, no promete más que sangre sudor y lagrimas, pero al menos le indica que el camino esta al frente y que para salir hay que derribar la puerta y el muro, no hay escapatoria, o mueres o peleas. Blanco o negro. El o tú.

La voz es de Sir Winston Churchill y es una arenga al pueblo ingles para que reaccione con valentía al posible ataque alemán. Puede encontrar el sonido en el disco doble de Iron Maiden “Live after death” de 1985 que acaban de reeditar, en la lista de temas es el numero 1 y acto seguido comienza la canción Aces High, dedicada a los pilotos ingleses que en su estribillo reza: “Run, live to fly, fly to live, do or die” que quiere decir “Corre, vive para volar, vuela para vivir, hazlo o muere”.

Os aseguro que si lo cargáis en el mp3 luego sobre la cinta o en la calle funciona de maravillas, las piernas son dos tractores si uno quiere hacer cuestas, dos gacelas si quiere velocidad, y de los dolores ni te acuerdas ya que te has dado tanta caña que ni las tropas del Mariscal Erwin Rommel podrán contigo. Puede que sea ficticio, exagerado y hasta innecesario, pero que va… si conseguimos un entrenamiento de calidad, misión cumplida, mi general!

PD: Si eres un tío sencillo pon la música de Rocky y ya está!

Anuncios

Written by Gustavo Galatto

17 agosto, 2008 a 4:45 PM

Publicado en Deportes

Tagged with , ,

A %d blogueros les gusta esto: